Mi querida ausencia

30.03.2021 16:57

Se tranquiliza el mar
Se tranquiliza…
Ante mi calma
              Cede, sedoso,  su arrogancia
Es mi poder…
Y faldero se deja acariciar
 
Pero interfieren
inoportunas
cafeteras desbocadas,
voces chillonas de mujeres desconectadas de sí mismas
y  santos niños caballeros de la orden del aquí y ahora
Al tiempo
en que liberan al presente
sus rítmicos sonidos
 las viejas canciones ,
enlatadas
                Y aéreas
claman festivas al cielo
jóvenes pieles afrutadas
 
Lejana e indiferente
sobre la transparente arena de la orilla adormecida
sortea brisas dulces
una bandera verde,
que,  paradójica,
reclama mi  retirada
 
Es entonces,
al reinicio del paseo,
cuando corre a mi encuentro
como tantas veces
mi querida ausencia
Tan repleta de todo y nada
Tan bella
 
Le gusta sorprenderme en  mis caminos vacíos
Y deslumbrarme con sus relucientes trajes  de impermanencia
 
Y amo siempre ese momento
cuando entre la gente y el mar
le tomo  su mano ensoñada
y percibo  el aroma dulce
de su radiante inexistencia
 
Ese momento…
en que nuevamente entrelazamos
la alegre  curiosidad de sus silencios
con la austera fantasía de los míos.

Share |

Contacto

Miguel Cabeza mcabezar@gmail.com