Alas -IV-

26.07.2021 11:09

 

Olvidado de sí mismo, desde la superficie del corazón en calma,
se dejó elevar sin alas y, respirado por la Vida, se quedó suspendido  en el centro de la radiante  nada.

Abieto, abierto, abierto… Hasta que la luz prendió en su espalda.  Invitado a entrar, creyó que no era su tiempo y, temeroso, rogó por regresar a la otra parte. Aunque quiso dejar la puerta abierta.

 

 

 

 

Share |

Contacto

Miguel Cabeza mcabezar@gmail.com